viernes, 17 de julio de 2020

On 09:57 by Jay in ,    No comments


Haciendo la transición de una cantante de respaldo de Paloma Faith a una solista nominada a Mercury, su suave trabajo de guitarra y su peculiar sentido del vestido rápidamente encontraron que sus ranuras de apoyo se abrían para las bandas independientes de la multitud de 6 Music; fue lanzada como una inofensiva compositora de grandes sellos con una voz agradable.

A medida que la carrera de La Havas progresó, y surgió el movimiento neo-soul, fue bastante fácil para los medios de comunicación llevarla a ese campamento, interpretando sus elementos de jazz, etnia de raza mixta y su amistad con Prince como símbolos de autenticidad. Entre ellos había una artista que parecía frustrada por las limitaciones impuestas a ella, pero que no había desarrollado el lenguaje suficiente para hablar sobre ello.

Aunque su debut en 2012 ‘Is Your Love Big Enough’ y el seguimiento en 2015 ‘Blood’ contienen momentos de brillantez, según la propia admisión de La Havas, cayó en falta; adhiriéndose a lo que le gustaba a su sello discográfico, en lugar de lo que realmente se sentía orgullosa.

Durante un hiato involuntario de cinco años, la vida de La Havas avanzó a toda máquina: y en el camino, tuvo que lidiar con algo más que su parte justa de reevaluación dolorosa. Perdió a su amada abuela y bisabuela en una rápida sucesión, terminó una relación a largo plazo y experimentó la muerte de su mentor Prince. Ahora de 30 años, la artista parece haber llamado al tiempo con la idea de que cualquier otra persona puede estar a cargo de decidir quién es ella. Su tercer álbum es una declaración; producir todo esto solo con un círculo interno de confianza es una duplicación.

Escuchar a continuación:


0 comentarios:

Publicar un comentario